Cómo calentar una casa de forma económica

En invierno, el control del clima puede ser un desafío. Pero puede compensar algunos de los costos implementando medidas de ahorro de energía, como permanecer en el interior y subir el termostato a una temperatura óptima. También ahorrarás dinero en tu factura de la luz.

Es probable que los cambios recientes en la forma en que usamos la energía hayan causado un aumento en las facturas de electricidad y gas en los últimos meses. Muchos consumidores ahora saben cuánto cuesta mantener un hogar lo más eficiente posible. También están interesados en aprender a calentar una casa de manera eficiente. El costo de la calefacción ha estado aumentando rápidamente y no parece que vaya a disminuir en el corto plazo. Se pueden tomar muchas medidas para reducir la cantidad que paga por él, incluida la verificación de cuál es el sistema de calefacción más eficiente y cuándo se instalaron estos sistemas.

Encontrar formas de mejorar el aislamiento de su hogar es una excelente manera de maximizar el valor de su sistema de calefacción. Le ahorrará dinero y también lo ayudará a mantener un ambiente cómodo en el invierno. También puede experimentar ajustando la tasa de calor instalada, utilizando datos reales de consumo de energía o aprendiendo a calentar su casa sin usar combustibles. Cómo ahorrar en la factura de la luz y conseguir un hogar más sostenible

Elige una tarifa adaptada a tu consumo energético real

Cuando quiera encargarse de sus decisiones relacionadas con la energía, asegúrese de elegir una empresa que ofrezca una tarifa contratada. En ciertos casos, puede ser beneficioso optar por una tarifa «ajustada» si no está seguro exactamente de cuánta energía o uso de energía puede manejar su hogar mensualmente.

En las tarifas con discriminación horaria, el precio de la energía varía a lo largo del día. Una de las mejores formas de ahorrar energía en una casa es apegarse a las rutinas y organizar las tareas domésticas, por ejemplo, poniendo la lavadora o el lavavajillas en los momentos en que la electricidad es más barata, como durante las horas de la noche o temprano en la mañana.

Aprovecha la luz del sol para calentar la casa

Cuando se trata de iluminación, las luces artificiales simplemente no rivalizan con la luz natural. La luz natural es gratuita, inagotable y sostenible. Las fuentes artificiales tienen una vida útil corta, costosas y diversas necesidades de recursos que pueden afectar negativamente a nuestro ecosistema. Maximice la entrada de calor con la luz solar durante las horas pico del día cerrando las persianas, las ventanas y bajando los toldos.

Aspectos como la orientación de la casa deben tenerse en cuenta para asegurarse de que sea apta para calentar en invierno. Se han diseñado ventanas especiales para permitir una ventilación adecuada durante los meses de verano. Las casas orientadas al este reciben la mayor cantidad de radiación solar en las primeras horas de la mañana y las casas orientadas al oeste obtienen un pico al final de la tarde.

Usa el termostato para controlar la temperatura

Si buscas formas de ahorrar energía en casa, invertir en un termostato de calefacción te permitirá controlar esa temperatura de los espacios interiores y evitar el uso innecesario de tu sistema de calefacción. Puedes ahorrar en calefacción usando un termostato inteligente que puede ayudarte a mejorar la eficiencia energética de tu hogar. Esto reducirá los costos que terminará gastando en sus facturas de energía.

Los expertos también recomiendan tratar de mantener su casa razonablemente fresca durante las temporadas de verano e invierno. Para el verano, a veces puede bajarla hasta 3 grados por debajo de la temperatura promedio. Para el invierno, puedes elevarla unos 5 grados con respecto a su temperatura promedio. Reducir la calefacción puede ayudar a ahorrar hasta un 7% en su factura de electricidad. Según la Organización de Servicios Públicos Competitivos

Optimiza tu aislamiento térmico

Si necesitas calentar una casa muy fría, debes asegurarte de que no haya corrientes de aire ni fugas de aire. Una de las principales fuentes de pérdida de calor dentro del hogar son las ventanas que no tienen suficiente vidrio o que son de metal, que conduce el frío fácilmente.

Las ventanas de PVC ofrecen un aislamiento de bajo costo en comparación con otros tipos de ventanas, por lo que si está buscando eficiencia energética, el PVC podría ser una buena opción. Sin embargo, deberá elegir sistemas que tengan un puente térmico. Siempre sugerimos asegurarse de que las puertas y ventanas tengan burletes durante los meses más fríos para evitar que entre aire frío y escape el aire caliente. Tener esa protección adicional aumentará el valor total de su casa.

¿Cuál es el mejor sistema de calefacción para tu hogar

¿Cuál es el mejor sistema de calefacción para tu hogar?

¡Hacer esta pregunta no es tan fácil como parece! Las variables tienen muchos determinantes, pero lo más importante a considerar son tus necesidades. Factores como los materiales que se utilizan y el clima en el que se encuentra su casa pueden afectar la forma en que calcula estos gastos, así que asegúrese de determinar el mejor curso de acción para usted. En muchas ciudades, el gas natural es la solución de calefacción más utilizada. Es eficiente, es limpio e incluso ayuda a generar electricidad aguas abajo para los hogares. Se puede utilizar tanto para calentar tu casa en invierno como para hacer agua caliente para las duchas.

En este caso, el sistema de calefacción está formado por la caldera de gas y los radiadores. Distribuyen el calor a diferentes áreas de la casa, pero hay un inconveniente: solo funciona en las ciudades. La mayoría de las personas elegirán usar su caldera de diesel en áreas rurales o remotas porque no hay muchas otras opciones. Son más caros y peligrosos de usar, pero la mayoría de las personas sienten que vale la pena el costo.

Soluciones para calentar una casa sin calefacción

¿Necesitas calentar una casa sin radiadores? También existen muchas alternativas de sistemas de climatización “eco-friendly” que se pueden utilizar en tu hogar para conseguir viviendas sostenibles. Si desea ahorrar dinero en la calefacción de su hogar este invierno, puede usar una de las fuentes de calefacción de biomasa que se encuentran comúnmente, como las estufas de pellets, junto con un calentador de metano. La combinación le permitirá ahorrar hasta 100 euros al año en comparación con un sistema de gas tradicional. Si optas por un sistema de gas licuado del petróleo (GLP), puedes reducir tu factura energética hasta en 1.000 euros al año. Si bien puede ser más costoso por adelantado, puede ver el retorno de su inversión después de varios años.

Los paneles calefactores de suelo y pared son una excelente opción para tu hogar si necesitas la calefacción sin gastar mucha energía. Están especialmente recomendados para viviendas con techos de más de cinco metros, donde las radiaciones se pueden sentir fácilmente.

Pequeños gestos, grandes ahorros

Trate de compensar el costo de esas facturas de energía de invierno cambiando las fuentes de iluminación ineficientes por otras más eficientes. ¡Ahorre dinero y mantenga la calidad de la luz alta en sus techos! No se necesita mucho esfuerzo ni dinero para marcar una gran diferencia en la cantidad de energía que usa en su hogar. Las elecciones simples que pueden tener un gran impacto son donde puede comenzar. Cuando se trata de iluminación, las bombillas LED son la mejor opción: no solo son baratas y ahorran dinero, sino que tampoco producen tanto calor.

Si deja todos sus dispositivos desenchufados en modo de espera, existe un potencial de ahorro de hasta un 10 por ciento en su factura de electricidad. Las regletas, los enchufes inteligentes y los sistemas de domótica harán que tu hogar sea más eficiente. Puede programar cuándo deben apagarse y encenderse diferentes electrodomésticos, ¡sin necesidad de llamar a los reparadores de electrodomésticos!

Proyect Aragon
Proyect Aragon